Propósitos. Año Nuevo, Metas Nuevas

El nuevo año trae muchos pensamientos, charlas e ilusiones y nuevos propósitos. ¿Son buenos? ¿Son malos? ¿Funcionarán? Cada cual tiene su propia opinión al respecto. Sin embargo, creo que todos podemos estar de acuerdo en que los objetivos son algo bueno. Nos dan algo a lo que aspirar y, si los diseñamos bien, nos dan la oportunidad de crecer y alcanzarlos.

Alcanzar las metas hace que nos sintamos bien. Entonces, ¿Qué nos impide llegar a ellas?

Aquí hay algunos obstáculos comunes que nos impiden llegar a los objetivos que queremos alcanzar y las cosas que hemos decidido hacer.

Establecer objetivos poco realistas

Si bien los objetivos suelen estar diseñados para darnos empuje, puede que tratemos de ir demasiado lejos o de hacer demasiado. Mantén objetivos sencillos. Puedes desafiarte incluso si los simplificas. De hecho, la simplicidad hace que tus objetivos parezcan más alcanzables.

Por ejemplo, si decides decir “sí” a cada nueva oportunidad de ventas que se te presente, te quemarás rápidamente y tu tasa de éxito (win rate) inevitablemente bajará. Aprovecha, y pon foco, solo en las oportunidades que más te convengan.

No hacer seguimiento

Esta puede ser la trampa más grande para muchos de nosotros. Debes escribir y registrar el progreso que haces. O incluso mapear los pequeños éxitos que alcanzas en el camino para lograr el objetivo más grande. Pero, un beneficio sorprendente de hacer un seguimiento de tus objetivos es que puedes ver el progreso que realizas en cada hito individual. Hacer un seguimiento te impulsa hacia adelante porque te permites ver qué tan lejos has llegado.

Tal vez tengas un nuevo plan de marketing para implementar este año. ¿Cómo sabrás qué es lo que realmente funciona si no realizas un seguimiento de las vías que generan más expectación? Puede que estés poniendo tus energías en el lugar equivocado sin darte cuenta porque no estás haciendo un seguimiento.

Olvidar tus propósitos

¿Alguna vez has escrito sus propósitos de año nuevo y luego perdiste el trozo de papel en el que estaban escritos? No eres el único. ¿Qué pasaría si los escribieras en un lugar donde los vieses todos los días? Estarías más inclinado a trabajar en ellos cuando los vieses y trabajarías en ellos continuamente. Tal vez podrías colgarlos en la pared o mampara de tu puesto de trabajo. O tal vez incluso hagas que sus propósitos sean el fondo de pantalla de tu PC. Recomiendo, simplemente, ponerlos en algún lugar donde los veas. Esto te ayudará a lograrlos.

Tener demasiados propósitos / objetivos

A veces somos desmedidamente ambiciosos. Cuando planificamos un año entero de objetivos y propósitos, parece que tenemos mucho tiempo para completarlos. Una vez más, que sea sencillo. Elije solo algunas cosas que te gustaría mejorar durante el año o el marco de tiempo lógico para conseguir tu objetivo. Cuando solo tiene unos pocos propósitos en los que trabajar, es mucho más probable que los consigas.

Conclusión

Cualesquiera que sean tus objetivos para este año, ten en cuenta estos escollos mientras trabajas en ellos.

¡Haz que este sea el año en que realmente logres tus objetivos!

¿Quieres más información sobre los propósitos para 2020 y cómo utilizar las lecciones aprendidas en el mundo de las propuestas en 2019? Contacta conmigo en mariano.paredes@advancedpm.es con el asunto “Propósitos para 2020 y lecciones aprendidas en 2019”.

Nota: Esté artículo ha pasado un análisis de legibilidad y ha obtenido la calificación de “Bastante Fácil”.

Si quieres recibir notas de propuestas y desarrollo de negocio en tu correo electrónico, envíame un email a mariano.paredes@advancedpm.es

Para seguir mejorando en gestión de oportunidades, propuestas, y ganar más contratos:

Puedes contactar con nosotros en mariano.paredes@shipleywins.es

Puedes seguirme en: